jueves, julio 9Información que vale la pena compartir.

Pasajeros pagan el autobús con desechos de plástico en Indonesia

Residentes de Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia, ahora pueden pagar el autobús de una forma novedosa, mediante el comercio de plástico usado.

La alcalde de la ciudad, Tri «Risma» Rismaharini, anunció el mes pasado el lanzamiento del nuevo Suroboyo Bus, cómodos autobuses con aire acondicionado que son, de manera importante, accesibles para pasajeros discapacitados, ancianos y embarazadas.

Si bien los autobuses pueden ser brillantes y nuevos, se invita a los pasajeros a pagar sus viajes no solo con dinero, sino que con plástico que se intercambia por boletos en paradas de autobuses designadas y estaciones de reciclaje en toda la ciudad.

«Los pasajeros pueden viajar por Surabaya durante dos horas de forma gratuita», dijo Risma citado por la agencia indonesia Antara. El gobierno busca reducir los vehículos privados, que actualmente consisten en el 75 por ciento del tráfico en las carreteras, a 50/50 con transporte público.

Indonesia produce 187,2 millones de toneladas de residuos de plástico cada año, lo que la convierte en el segundo mayor contaminador marino del mundo detrás de China.

El gobierno de Surabaya tiene la intención de procesar el plástico en bienes útiles. «Este es nuestro compromiso en el manejo de residuos plásticos que no se pueden destruir durante cientos de años», agregó Risma.

En 2015, Risma fue reconocida como una de las mejores alcaldes del mundo «por promover enérgicamente sus políticas sociales, económicas y ambientales en la segunda ciudad más grande de Indonesia».

El año anterior, cerró uno de las zonas rojas más grande del sudeste asiático, conocido como Dolly, y convirtió gran parte del área en guarderías y patios de recreo.

Risma también ha supervisado el reacondicionamiento de parques públicos en una serie de espacios que proporcionan WiFi, bibliotecas e instalaciones deportivas.

Indonesia también ha probado la construcción de caminos con plástico reciclado, desplegándolos en Surabaya a lo largo de Yakarta y Bekasi.

Compartir