domingo, septiembre 27Información que vale la pena compartir.

París prohíbe hasta el 60% de los automóviles en medio de una ola de calor récord

A medida que Francia sufre una ola de calor récord, las tasas de contaminación del aire se intensifican. ¿La solución? Una prohibición de automóviles menos ecológicos, hasta el 60 por ciento del total de vehículos en la ciudad, hasta que pase el calor.

La prohibición de los automóviles ha aumentado progresivamente en los parisinos desde 2017, cuando París emitió un sistema de calcomanías de colores «Crit’Air» con números que van del 0 al 5. Los peores contaminantes, los motores diesel producidos en el año 2000 o antes, obtienen la clasificación 5 y han sido prohibidos en el centro de París desde julio de 2017.

Este mes de julio, la prohibición se extiende a los autos con calcomanías de nivel 4: automóviles diésel registrados entre 2001-2005, motos y camiones anteriores a 2004 de 2006-2009. Estos vehículos no están permitidos dentro del área de circunvalación A86 de París, de lunes a viernes de 8 a.m. a 6 p.m.

Pero durante este clima caluroso, los vehículos de nivel 3 están temporalmente prohibidos de A86. Esto afecta al 60 por ciento de los conductores parisinos. Solo los vehículos eléctricos o de hidrógeno, los vehículos de gasolina registrados después de 2006 y los motores diesel de 2011 o posteriores pueden conducir legalmente durante la ola de calor. Los autos eléctricos y de hidrógeno garantizan una etiqueta verde con el codiciado ranking 0.

Muchos conductores están molestos. Algunos arriesgan las multas: 68 € para automóviles y motos y hasta 135 € para camiones.

«Hay que enfrentar la realidad, que es el aumento de la contaminación del aire cuando hay una ola de calor, como la que estamos experimentando en este momento», dijo a la prensa francesa el ministro de Transición Ecológica de Francia, François de Rugy.

Otras medidas incluyen ofrecer más estacionamiento residencial gratuito para fomentar el uso del transporte público y reducir significativamente los límites de velocidad en las autopistas.

Christophe Najdovski, subdirector de transporte de la ciudad de París, dijo a la prensa francesa: “La calidad del aire está mejorando pero queremos acelerar el proceso. Es una cuestión de salud pública».

Via Reuters

Imagen via Pedro Szekely

Compartir